viernes, 8 de marzo de 2013

Magic: No puedes escapar del pasado...

Aquellos que llevamos tiempo jugando a Magic, solemos caer en periodos de "letargo" en esto de las cartas. El cansancio por el continuo fluir de las ediciones, el siempre exigente mundo real... nos aparta del mundillo de las cartas, aunque suele ser de forma temporal.

A mí me pasó: fui dejando de forma paulatina de comprar sobres hasta que compré el "último" de Destino de Urza (1999). Con esto comencé mi largo periodo de descanso de magic, que reunió todos los síntomas habituales: regalar cartas, tirar algunas a la basura... Pero nunca me deshice de todas, y con el tiempo he pagado las consecuencias.

Volví a empezar a comprar sobres de forma esporádica a principios del 2006. Me hizo gracia ver todavía las cartas aquellas con las que jugaba hacía mucho tiempo. Por aquel entonces estaba el bloque de Ravnica, que si bien no estaba mal, no me acabó de enganchar. 

Pero en aquel verano-otoño de 2006 se preparaba mi perdición. Dos colecciones nostálgicas salieron a la luz: Coldsnap, basada en el bloque de Ice Age, que tanto jugué en su momento, y Time Spiral. 


Esta última edición da nombre al bloque que más me gusta de las ediciones modernas de Magic. La primera, Espiral del tiempo, incluía cartas "Time Shifted", cartas antiguas con símbolo morado. La segunda, Caos Planar, traía cartas cambiadas de color. Estas cartas eran tradicionales de un color, pero aparecían con los costes de maná de otros. Por último llegó Visión de futuro, con cartas "Future Shifted", cartas que saldrían presuntamente en el futuro, y que tenían un formato muy curioso. 

Este bloque no solo apeló a la nostalgia con cartas antiguas, si no que incluyó leyendas de personajes del pasado de magic, que nunca habían tenido su carta. De repente los aficionados nos encontramos cartas de Mangara, Tividar de espino, Jhoira, Teferi, Lim-Dûl, Jaya Bayard... y el inefable Ib Halfheart.



Y eso no era todo: en Planar Chaos volvimos a ver a algunos de los protagonistas del pasado...pero en un papel diferente. Akroma decidió que el rojo le sentaba mejor, Mirri se volvió vampira, Trenzas era una simpática maga, no una psicópata....


También volvieron tribus muy carismáticas, como los Fragmentados o los Thálidos... todo ambientado en el mundo de dominaria que estaba siendo destruido por el abuso de la magia. Teferi devuelve al plano material el continente que había escondido para salvaguardarlo de la guerra con phyrexia, pero su retorno crea una enorme fractura espacio-temporal, que parece imposible de arreglar...


Además, las cartas time shifted o cambiadas de color, venían con su propia rareza. Era relativamente frecuente que te tocasen dos cartas raras en un sobre. Una auténtica gozada. 
La que lió este hombre...XD


Las mecánicas que surgieron en este bloque han sido complejas e interesantes: La habilidad de Supender, que tanta guerra ha dado con cascada, La fracción de segundo, que impedía al contrario hacer cualquier cosa mientras se resolvía el hechizo... y la gran cantidad de habilidades nuevas que salieron en Future Sight. Y eso sin descuidar un montón de mecánicas antiguas: Flanking, Threshold, Madness, Morph...

Desde Wizards of the Coast se comentó en su momento que este ciclo no había tenido una buena aceptación entre los nuevos jugadores, y lo achacaron a las referencias al pasado. Por mi parte considero que es la gran variedad y complejidad de las mecánicas la que hizo muy arduo este bloque para los novatos. 

Pasado el tiempo veo este bloque como uno de los más ricos en experiencia de juego, al menos a nivel casual. Siempre encuentras cosas nuevas o sorprendentes en él. La verdad es que me encanta. 

Cuando lo publicitaron en la Revista Serra, recuerdo perfectamente el anuncio: un montaje de varias cartas en una escalera en espiral, con la leyenda: "No puedes escapar del pasado..." 

Y en efecto, volví a caer presa de mi pasado magiquero. Pero si algo nos enseñó Time Spiral es que el pasado también se repite, y ahora creo que veo más cerca otro periodo de letargo. Cada vez estoy cogiendo las sucesivas ampliaciones con un poco menos de ilusión, la maldita crisis se hace sentir más y más, los juegos de minis son mucho más atractivos últimamente...

El tiempo dirá que acabo haciendo con las cartas. Pero en el caso que las deje, solo será un "hasta luego": alguna fractura temporal me hará aparecer de nuevo en algún extraño plano, dispuesto a volver a jugar a los cartones. 

10 comentarios:

  1. El Magic es una enfermedad que puede estar controlada pero de la que nunca se cura.

    A mi me paso algo parecido cuando tras un largo letargo volví con Zendikar y mierda que la recaída fue dura. Todavía no me recupero XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, zendikar fue un bloque muy atractivo también. El reenganche tuvo que ser muy duro, cuanto menos. XD

      Ese bloque tuvo muchas cartas muy interesantes, y te comprendo a la perfección.

      Lo de que es un enfermedad controlada... A veces "parece" que está controlada...:P

      Eliminar
  2. Hablas de este bloque y no mentas al Tarmogoyf. ¿Debemos empezar a preocuparnos por ti? XD

    Curiosamente el bloque de Espiral no me pilló como jugador activo, si no como tendero. Es toda una experiencia vivirlo al otro lado del mostrador, y más estando entre dos colegios.
    La peor parte... tener que hacer las presentaciones yo solito con jugadores MUY jóvenes. Y ya sabes que no soy muy de mandar :D

    Comparto las idas y venidas sin llegar a desengancharme.
    Lo peor es actualizar tus mazos con lo que te has perdido en esos lapsus :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has visto jugar, y ya sabes que tengo debilidad por las cartas extrañas. El Tarmo es un cartón, pero he de ser sincero y decir que no fue la carta que más me engancho de la colección. En su momento lo flipé con los pactos, y el Quagnoth. XD

      Hmmh, en vez de poner tus experimentos con migas de pan...¿Por que no una entrada con tus vivencias como tendero de magic? Algunos disfrutaríamos mucho con ella. ;)

      Pues si te parece gravoso actualizar mazos...imagina a los que actualizamos colecciones. :P

      Eliminar
    2. Ya te contaré un día, que la dura realidad tras el glamour friki tiene su miga :D

      Eliminar
  3. A mi este bloque de Rávnica no me está llamando mucho la atención, es un buen momento para tomarse unas vacaciones de Magic. Aunque eso te deja más tiempo para las minis :D

    PD: Un retorno a Kamigawa hubiese sido la hostia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kamigawa me parece un plano precioso, con un arte y un trasfondo espectacular. Pena que el poder de las cartas no fuese tan a la zaga.

      La verdad es que este retorno a ravnica me está pareciendo un poco deslavado, pero oye, quizá Dragon's maze cambie las cosas...:)

      Eliminar
  4. Oh, tío, me siento muy identificado con tu entrada, sólo que creo que tu eres más mayor que yo. He vivido esas etapas de engancharme y desengancharme de Magic desde hace 8 años, aún sigo en ello xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que todos pasamos por estas etapas, pero al final siempre recaemos. XD

      Y si que soy un poco viejuno si. :P

      Eliminar