jueves, 8 de junio de 2017

Caballería de los Túmulos.

Pues hoy os presento a mis caballeros tumularios, chapuceados para mi ejército de condesas vampiro. No he quedado muy satisfecho con ellos, pero esto es la guerra en color. A veces hay victorias, y a veces derrotas. No hay que avergonzarse de ninguna de las dos cosas.


A veces el mal toma forma física... y no, no me refiero a los pobres tumularios, que son unos seres simpáticos a los que muchos cogimos cariño desde aquel memorable capítulo de las quebradas de los túmulos en La Comunidad del Anillo.


Me refiero al restic, un material infame, pero barato, que se sacó Mantic de la manga cuando decidió no sacar determinadas cosas en plástico. Esta resina lo tiene todo: mala definición de las minis, unas marcas de inyección horrendas, piezas que no casan ni por casualidad... desesperante vamos.


Quieras que no, todo esto te va influyendo a la hora del pintado. Al final, mas que pensar en dejarlas bien, me he concentrado en acabar. Siguiendo el esquema aplicado al resto del ejército, y tirando de calcas viejas que tenía por ahí, he conseguido algo que dá el pego de lejos.


Estuve buscando por la red a otras personas que habían pintado esto, pero no encontré ningún esquema o forma de pintar la unidad que me convenciese. Hay pintados mejores que el mio, por supuesto, pero he llegado a la conclusión que las minis no son buenas.


Quizá la única innovación ha sido pintar la carne podrida de los caballos en vez de en rojo, en gris, que es el color que cojen las chuletas cuando estan pasadas. Ademas con la librea era mucho rojo.


La verdad es que un ejército sin caballería parece menos ejército. Con esto vamos cubriendo un poco esas opciones. Ha costado, pero es otro avance.

domingo, 23 de abril de 2017

Vampira del Dragón Sangriento

 Cuando decidí hacerme un ejército de condesas vampiro Yibrael, el gran nigromante, me regaló algunas cosillas, entre ellas un vampiro viejuno, montado en un caballo bretoniano.


Era esta miniatura hortera que llevaba el traje de drácula de Bram Stoker y un casco con unas alas grandísimas (he sido incapaz de determinar de que año es). Cutter en mano, realizamos una operación de cambio de sexo y de actualización.


El resultado es más o menos apañado, como podéis ver. Corté el casco y la cabeza, y le añadí una de las cabezas sobrantes de la vampiresa de Avatars of War. Hubo que repintar casi por completo la miniatura y el caballo. 


El caballo, como todos los caballos bretonianos de sexta es un rollo de pintar. Tiré de calcas, que mis dibujos a mano alzada son tan buenos como siempre. 


El jinete es una miniatura rara, en la que parece que las proporciones no están bien, pero una vez puesto el escudo, que procede de una mini de bones de reaper, no queda mal.


Será una caballera del Dragón sangriento, para acompañar o reforzar a las caballerías, que todavía están en proceso. En definitiva, es otro avance pequeño para este ejército, que últimamente tengo un poco estancado. 

viernes, 3 de marzo de 2017

James, de Black Plague

Hoy vengo con una entrada un poco diferente. En la cuadrilla hemos vuelto a atacar los juegos de mesa, y un amigo ha comprado el Black Plague. Otro amigo del internet, Tziliar, vendía algunos de los héroes exclusivos del mecenazgo. Así que no me pude resistir y le adquirí el personaje de James.


El pintado es sencillo, de jugar en mesa, pero creo que es eficaz. También he hecho un experimento de peana transparente para futuros proyectos. (Yno, no creo que sea el Heroquest25, por que más que futuro, empieza a ser ficción.)

Los viejunos diréis "Hey, ese no es James, es Guillermo de Baskerville". Y tendrán su parte de razón, ya que esta mini es uno de los homenajes (de los más conseguidos) que este mecenazgo hacía a personajes "famosos".

Muchos supongo que no caeréis en quien es este tal Guillermo, pero si os hablo de Sean Connery y El Nombre de la Rosa, espero que más de vosotros os vayáis situando. 


La novela de Umberto Eco, y su correspondiente película, fueron para mí un verdadero fenómeno. El libro es para mí una de las grandes influencias de la enorme cantidad de novelas históricas actuales. La película es enorme, con uno de los mejores papeles de Connery para mi gusto. E incluso sacaron un videojuego que causó furor en su momento. (Y qué complicado era.)

En esta edad de oro del videojuego, no parece gran cosa ¿verdad?
Este libro nos lleva a un monasterio perdido en los Apeninos, donde los legados papales y los franciscanos se van a reunir para debatir acerca de la opulencia de la iglesia, frente al voto de probreza de los seguidores de Francisco de Asís. 

Pero a esta reunión ya de por sí tensa, se unen una série de asesinatos, relacionados con pasajes del apocalípsis. Aquí entra nuestro Fray Guillermo, franciscano, ex-inquisidor, y un auténtico Sherlock Holmes medieval, para seguir la pista de los asesinatos hasta un misterioso libro prohibido escrito en griego....

Como molaban las carátulas de los juegos viejunos....
La riqueza de la novela, la infinidad de vertientes y personajes que tiene, el como nos sumerge en el periodo histórico... tiene una perfecta respuesta en una película oscura y apasionante (de la que bebería después "seven") Es en definitiva una gran forma de introducirse en este periodo medieval, pero sin dejar de lado cuestiones filosóficas, o de la naturaleza humana. Un placer de lectura y audiovisual.


El personaje en juego parece estar bien ajustado, ya que es un "hacha" en la acción de "buscar", y hara las delicias de esos jugadores obsesionados con el botín. Espero probarlo en breve.

Seguro que algunos tenéis ahora la mirada perdida, y un cierto aire de nostalgia; y a los que no conozcáis esta historia, tenéis un libro que leer y una película que ver. Y si no....¡¡ Penitenciagite!!


jueves, 5 de enero de 2017

Vargheistes (Proxys)

La verdad es que llevo una temporada poco productiva en lo que a pintura se refiere, pero poco a poco, vamos avanzando con el proyecto de los no muertos, en este caso os traigo tres arpias de la marca Artefive (El Quinto Destino), convertidas en vargheists.


La verdad es que la idea de hacer tres vargheists femeninas me resultaba atractiva, y lógica, dado que la mayor parte de mis vampiros van a ser féminas. Ya tenia dos modelos de estas minis que no tenía colocados. Me agencié un tercero por trueque, y sustituí las vacas o cerdos que se estaban comiendo por sendas lápidas. 





















Son minis que tienen unos años, y fueron realizados por una marca que estaba empezando, por ello el montaje ha resultado complejo, y el acabado de las miniaturas a veces deja un poco que desear. Pero como véis, el efecto no es del todo malo.

El pintado, como el de todo este ejército es de batalla pero que da el pego. A ver si este año que empieza cojo mas ritmo de pintura.... La verdad es que siempre tengo ese proposito de año nuevo, pero nunca lo cumplo.